¿Cómo escoger mi seguro?

¿Qué tener en cuenta al contratar un seguro de salud?

¿Qué tener en cuenta al contratar un seguro de salud?

¿Qué tener en cuenta al contratar un seguro de salud?

Contratar un seguro de Salud requiere de dedicación y de un amplio conocimiento del producto para poder elegir la póliza que más se adapte a las necesidades concretas de cada persona.

Por ello, antes de decantarse por un seguro es importante prestar atención a varios aspectos, más allá del precio y las coberturas en sí, que en algunas ocasiones pueden pasar desapercibidos y que pueden limitar el acceso a los servicios médicos o incluso dar lugar a un aumento de la prima.

  • Necesidades de asistencia sanitaria. Es fundamental tener claro con qué frecuencia se va a hacer uso del seguro y qué coberturas se van a utilizar para elegir qué tipo de seguro es más conveniente contratar: si tiene copagos o no, si ofrece reembolso de gastos médicos, etc.
  • Cuestionario de salud. A la hora de rellenar el cuestionario de salud, documento que tiene en cuenta la aseguradora para decidir si ofrece cobertura médica y establecer el importe de la prima, es muy importante que todos los datos sean correctos. La omisión o inexactitud de la información aportada exonerará a la aseguradora de cumplir con sus obligaciones contractuales , pudiendo negarse a cubrir la prestación e incluso anular la póliza.
  • Periodos de carencia. Es importante conocer los periodos de carencia que la póliza tiene para determinadas coberturas como puede ser el seguimiento de embarazo y parto, el acceso a determinadas especialidades o pruebas diagnósticas, o el sometimiento a tratamientos o intervenciones quirúrgicas.
  • Existencias de preexistencias Junto con los periodos de carencia otro de los factores importantes a tener en cuenta son las preexistencias, es decir, las patologías o enfermedades previas a la contratación del seguro de Salud. Las preexistencias pueden provocar la exclusión de determinadas coberturas o tratamientos o, incluso, la negativa por parte de la compañía a la suscripción de la póliza.

    Por ello, es importante declarar las enfermedades que se padezcan o se hayan padecido y las deficiencias físicas o psíquicas si se tuvieran. Con esta información la aseguradora podrá determinar si asume o no el riesgo o si establece ciertas condiciones o exclusiones.

Descarga la infografía en formato pdf

¿Qué tener en cuenta al contratar un seguro de salud?