¿Cómo escoger mi seguro?

Cambiar de seguro de Salud, ¿qué debo tener en cuenta?

Cambiar de seguro de Salud, ¿qué debo tener en cuenta?

Cambiar de seguro de Salud, ¿qué debo tener en cuenta?

Obtener un mejor precio o contar con una póliza que incluya más coberturas son los principales factores que se tienen en cuenta a la hora de decidir cambiar de compañía. Pero en algunas ocasiones, como se suele decir, lo barato sale caro y cambiar de seguro de Salud puede hacer que perdamos ventajas y derechos que habíamos adquirido durante el tiempo que habíamos permanecido en una compañía.

Permanencia

Los contratos de seguro tienen una duración de un año y, salvo comunicación expresa por alguna de las partes, su renovación es automática. El seguro de Salud solo podrá por escrito con, al menos un mes de antelación de la fecha de renovación de la póliza, y siempre y cuando haya terminado su periodo de vigencia (1 año).

Por su parte, con dos meses de antelación de la fecha de vencimiento de la póliza, la Aseguradora deberá comunicar las condiciones en las que renovará el contrato de seguro.

Derechos adquiridos

Otro de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de cambiar de seguro son las condiciones ventajosas que nos ofrece nuestra póliza y que podríamos perder en caso de cambiarnos de seguro.

  • Carencias. La permanencia en un seguro da lugar a la eliminación de los periodos de carencia en según qué coberturas. Es probable que al cambiar de aseguradora, este derecho se pierda y se vuelva a tener limitaciones en el acceso de determinadas prestaciones.
  • Preexistencias. Las enfermedades o preexistencias médicas que hayan surgido durante la vigencia de un seguro de Salud están cubiertas por esa póliza. No obstante, a la hora de cambiar de compañía puede darse el caso que la nueva Aseguradora no asuma la preexistencia y por ello, excluya de cobertura el tratamiento o servicios asistenciales que requiera la enfermedad, o bien puede aceptarla incrementando el precio de la prima.
  • Sistema de tarifas. Igual de importante es saber qué sistema de tarifas es el que aplican las aseguradoras para establecer la prima. Hay que saber si tanto la compañía de origen como la de destino contemplan incrementos de precio por tramos de edad o si, por el contrario, la prima es nivelada, es decir, no varía en función de los años del Asegurado. Si nuestro seguro de Salud actual es de prima nivelada y el de destino no, en un futuro lo más probable es que la prima sufra un incremento considerable.

Descarga la infografía en formato pdf

Cambiar de seguro de Salud, ¿qué debo tener en cuenta?